Testimonio #5

Mis padres se divorciaron cuando apenas tenía 3 años de edad, no recuerdo mucho esa etapa de mi vida, pero si recuerdo al hombre que vino después. Mi padrastro resultaba ser abrumantemente simpático con las personas de forma externa, pero en casa, era un maltratador psicológico en potencia, que nos tenía a mi madre y a mi en la palma de su mano. A los 7 años empezó a abusar sexualmente de mi, primero lo intentó normalizar pareciendo que fuera un juego. Repetía constantemente que tenía que ser nuestro secreto o mi madre se enteraría y me odiaría. Sufrí abusos sexuales desde los 7 hasta los 12 años, cuando me di cuenta de lo que realmente sucedía y me fui a vivir con mi padre.

He estado 2 años en terapia y he superado muchísimas cosas, pero el transtorno pos traumático sigue ahí, manifestándose con ansiedad, inseguridades y miedos. Aunque me ha hecho fuerte y sin ello no sería quién soy hoy en día, que ahora no me pisa ni dios.

Jana

Deja un comentario