Testimonio #21

Yo tomé la píldora Yasminelle (una de las más suaves en cuanto a carga hormonal) durante diez meses. Al principio, cuando empecé a tomarla, las dos primeras semanas estuve malísima. Vomitaba y me encontraba fatal aunque no lo quería achacar a la píldora. Después me encontraba mucho mejor y no noté ningún otro efecto hasta dos meses después, donde me dieron muchos bajones anímicos. Lloraba por todo, discutía con todo el mundo, todo me sentaba mal y estaba afectando mucho a las relaciones con mis amigos, pareja, etc. Estaba bastante baja anímicamente, no deprimida, pero sí triste e inestable. Después esos síntomas se fueron y me encontré bastante mejor hasta que, a los siete meses de tomarla, me di cuenta de que estaba reteniendo un montón de líquidos. Me empezó a salir celulitis por las piernas y me empecé a preocupar. También me salieron pequeñas inflamaciones en las venas de las piernas, como vasos sanguíneos rotos, se llaman “arañas”. Alguna vena estaba muy hinchada, no me circulaba bien la sangre. Decidí dejar de tomarla porque no me parecía que le estuviera yendo bien a mi cuerpo. Al dejarla la celulitis disminuyó, las venas en su mayoría desaparecieron. Y en cuanto al estado anímico sí que estuve un poco inestable al dejarlas pero todo a mejorado con los meses.

Anónima

Deja un comentario