Paula Bonet reivindica el papel de la mujer con su cartel de la Feria del Libro

La Feria del Libro de Madrid presenta este 2018 su cartel más reivindicativo, diseñado por Paula Bonet. Ella es la tercera mujer encargada del cartel de la feria en sus 77 ediciones, tras Ana Juan, en 2006, y Ena Catedral, en 2017. La ilustradora pretende dar visibilidad al trabajo de todas aquellas mujeres escritoras de la historia que ha sido sistemáticamente infravalorado e invisibilizado.

Hasta el próximo 17 de mayo no se conocerá el programa de esta septuagésimo séptima edición de la Feria del Libro de Madrid pero será la mayor en número de sellos editoriales, nada más y nada menos que 800. Se celebrará en el parque del Retiro entre el 25 de mayo y el 10 de junio.

PAULA BONET, ABANDERANDO A LAS ESCRITORAS

Cuando empecé a trabajar me di cuenta de que -como es habitual- las figuras masculinas anulaban por completo a las mujeres y decidí cambiar el enfoque

La artista ha querido recuperar una técnica tan costosa como la del estampado con monotipia de un grabado al aguafuerte, al que se suman numerosos dibujos hechos con tinta china, para huir de la inmediatez imperante en nuestro día a día. Con este cartel ella pretende demostrar que la historia de la literatura, y el arte en general, ha sido narrada con voz masculina desde siempre pero que esconde verdaderos tesoros elaborados por mujeres.

Así, podemos ver en el cartel la cara protagonista de Chiamamanda Ngozi, escritora y feminista nigeriana pero también un lirio, que homenajea a los Hombres que cantan nanas al amanecer y comen cebolla, de Sara Herrera Peralta. De Cuadernos de campo de María Sánchez surge esa cabeza de vaca a la izquierda y de un poema de Elena Medel vuela el cuervo de su cartel.

Por fin puedo mostrar el trabajo que he hecho para la Feria del Libro de Madrid. @ferialibromadrid Cuando empecé a trabajar me di cuenta de que -como es habitual- las figuras masculinas anulaban por completo a las mujeres y decidí cambiar el enfoque: la protagonista tenía que ser una que diera voz a muchas en este contexto en el que las mujeres seguimos estando mudas y somos invisibilizadas. Siempre hemos sido narradas por una voz masculina. Queremos dejar de ser el objeto para ser el sujeto de nuestra propia historia. La imagen principal es un grabado al aguafuerte estampado con monotipia. El resto de imágenes, sacadas del trabajo poético de mujeres que van desde la rusa Marina Tsvetaieva hasta nuestra Elena Medel, son dibujos a línea hechos con tinta china. El primer dibujo es un lirio, homenaje a los Hombres que cantan nanas al amanecer y comen cebolla de @sara_pineapple Sara Herrera Peralta: la mujer protagonista (que también es escritora, la nigeriana Chimamanda Ngozi) vomita lirios al igual que la andaluza los vomita en uno de sus poemas. Y con los lirios y la tinta china empiezo a tejer, como Louise Bourgeois, en blancos y amarillos, una trama que cubre la cabeza de la nigeriana. Las alusiones a la tierra y a la vida del Cuaderno de campo de @mmercromina dibujan esa cabeza de vaca que asoma por la izquierda (pero podrían haber dibujado espigas, placentas de vaca o pájaros). Las manos arrugadas de debajo del animal nos llevan hasta el trabajo de Sofía Castañón, son las manos de su abuela. Las manos de bebé las sostienen son las de Luna Miguel , que se han frotado fuerte con agua después de masturbarse. El cuervo sale volando de un poema de @medelelena . Un gorrión lo hace de uno de Emily Dickinson. Leemos a mujeres y nos encontramos con piedras (@luciromero ) , almejas (Anne Sexton), o casas vacías y silenciosas (Anna Ajmatova). Hay mujeres que mientras escriben sienten que son un volcán (@estelsole ), y otras que, como los tulipanes, se adaptan como mejor pueden a los acontecimientos que les depara la vida (@mariaenverso ). Gabriela Mistral canta a los montes y los ríos de Chile, y Violeta Parra lo hace a la vida y a todo lo que esta le ha dado.

A post shared by Paula Bonet (@paulabonet) on

La lista de mujeres que protagonizan el cartel con elementos de su trabajo nos habla de artistas como Sofía Castañón, Luna Miguel, Emily Dickinson, Anne Sexton, Lucia Romero, Anna Ajmatova, Gabriela Mistral, María Leach o Violeta Parra.

Ella misma admite que faltan muchas pero que con su trabajo trata de dar voz a todas. Paula Bonet es conocida no solo por su arte sino también por luchar por los derechos de las mujeres. Con motivo del 8 de marzo diseñó una ilustración, acompañada de una cita de Emily Dickinson, dedicada a todas las mujeres de la industria literaria que decidieron parar el Día Mundial de la Mujer Trabajadora bajo el lema: Las mujeres del libro paramos.

8 DE MARZO. LAS MUJERES DEL LIBRO PARAMOS Siguiendo la iniciativa de nuestras compañeras periodistas y buscando el apoyo de un sector formado en su inmensa mayoría por mujeres, las profesionales del mundo del libro apoyamos la huelga feminista del día 8 de marzo y sumamos nuestra voz a la de todas las mujeres que van a salir a clamar por nuestros derechos fundamentales en las manifestaciones que ese día se celebrarán en todo el país. Si estás de acuerdo en FIRMAR ABIERTAMENTE NUESTRO MANIFIESTO y quieres aparecer en él, firma en el link de la bio de esta página. Nuestra cuenta en twitter es @mujeresdellibro Si quieres esta imagen, DESCÁRGALA EN ALTA en la web de Mujeres del Libro. Y estámpala donde quieras, es tuya.

A post shared by Paula Bonet (@paulabonet) on

A día de hoy todavía es difícil encontrar trabajos realizados por mujeres en nuestros libros de Lengua y Literatura. Se enseñan historias, experiencias y trabajos realizados por hombres y la figura femenina se queda sin voz e infrarrepresentada la mayor parte del tiempo. Es hora de que el mundo adquiera más referentes femeninos. Paula Bonet con su arte quiere ser la voz de todas esas mujeres que nunca nos enseñaron y busca reivindicar que el arte y el trabajo de las mujeres no está hecho solo para mujeres, que es un arte universal y es hora de que demostrarle al mundo que estamos aquí y que siempre ha sido así.

La habitación oscura: la exposición de penumbra y esperanza

Deja un comentario