El problema invisible de la tasa rosa

change.org

Hace bastantes meses nos levantábamos con la noticia de que Islas Canarias se convertía en la primera comunidad autónoma de España en eliminar la tasa rosa, entrando en vigor el pasado 1 de enero de 2018. Lo que en un principio pudo parecer un acontecimiento del que estar personalmente orgullosa, dadas mi raíces, pronto reparé en que se trataba de algo preocupante. Primero empecemos por lo básico, ¿qué es el impuesto rosa? ¿Por qué es tan invisible y se habla tan poco de él?

También llamado pink tax, gender tax o impuesto de género, se trata de un impuesto indirecto o coste extra que se incluye en los productos femeninos. Es decir, todos aquellos productos que estén pensados para mujeres o sean una versión femenina siempre serán más caros. Las mujeres no solo ganan menos en general por la brecha salarial, sino que pagan más por todo tipo de productos, incluidos las compresas y tampones, que deberían ser considerados de primera necesidad.

epgconsultora.com.ve

Ahora bien, aunque en Canarias ya no exista la tasa rosa, el resto de mujeres de España seguirá pagando este impuesto que supone un 10% de IVA (el mismo que el caviar). Pero este asunto va más allá. A nivel mundial, tan solo Canadá, Irlanda, Kenia y algunos estados de Estados Unidos han retirado los impuestos de venta. Es triste que estos lugares sean pioneros cuando debería ser lo normal en todos lados. Los datos más graves aparecen cuando el impuesto alcanza el 20% es Eslovaquia o el 21% en Argentina. ¿Entendéis ahora por qué es realmente alarmante?

El Departamento de Asuntos del Consumidor (New York City Department of Consumer Affairs / DCA) realizó un estudio sobre la fijación de precios de género de los bienes en Nueva York en diferentes industrias (A Study of Gender Pricing in New York City). El informe incluía unos 800 productos con sus variantes femeninas y masculinas con más de 90 marcas, entre los que estaban incluidos juguetes, ropa, accesorios, productos de salud e higiene, etc.

En cada industria, los productos para las consumidoras tienden a costar más. Específicamente:

  • Los juguetes de niñas cuestan más un 55% del tiempo, mientras que los de niños un 8%
  • La ropa de niñas cuesta más un 26% del tiempo, mientras que la de niños un 7%
  • La ropa de mujer cuesta más un 40% del tiempo, mientras que la de hombres un 32%
  • Los objetos de cuidado personal de mujer cuestan más un 56% del tiempo, mientras que los de hombre un 13%

Otro estudio de interés lo proporciona Idealo, uno de los comparadores de precios online más importantes de Europa. Concretamente, en el portal español pueden encontrarse más de 80 millones de ofertas que provienen de más de 10.000 tiendas. Según una investigación del año 2016, las mujeres pagan hasta un 24% más que los hombres por los mismos productos.

Vamos a exponer una serie de ejemplos.

huffingtonpost.es
Foto de Marta G. Aller | twitter.com
Foto de Berta Framis | twitter.com
Foto de Sita Lorenzo | twitter.com
elperiodico.com

Rosa Dávila, consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, afirma que la eliminación de la tasa rosa en España sería de 220.000 euros según los cálculos de Hacienda, un coste poco relevante desde el punto de vista presupuestario pero indispensable para todas las mujeres. La desigualdad queda manifiesta en todos y cada uno de los ejemplos y estudios y aún así, es un problema muy invisibilizado.

Es muy necesaria la concienciación de la sociedad, que nos demos cuenta de este problema y nos informemos. Tenemos que reivindicar el derecho de pagar el mismo precio por el mismo objeto y eliminar el IVA de productos tan necesarios como las compresas o tampones. Alcemos la voz, no a la tasa rosa.

Un comentario

  1. Muchas gracias por la informacion. Tengo 57 años y ni idea de la existencia de esta tasa y que se la reconozca como tal. Si no hubiera visto las imagenes y comparado la descriptiva del producto, hubiera asegurado que era mentira. Un boli recargable mas caro con carcasa rosa que azul?? Es increible e intolerable!!

Deja un comentario