Espacio seguro

Testimonio #30

Con 14 años intentaron violarme y desde entonces y hasta los 18 años, que supe lo que era el feminismo, me creí que había sido culpa mía. Nunca lo había contado. Todavía, a día de hoy, parece que solo por el hecho de besar a un chico este ya tiene derecho a todo lo demás. Yo pensé durante todos estos años que fue mi culpa y que no tendría que haberle besado.

Ahora sé que no es no, independientemente del punto al que llegues… no importa si es un beso, no importa si llegáis incluso a estar a punto de hacerlo, si no quieres, no quieres. Tienes derecho de parar cuando sea y si te fuerzan no tienes la culpa nunca.

Para mí, saber y entender esto ha supuesto una liberación enorme y le doy las gracias al feminismo por ello.

Anónima

Recomendación violeta: ¡Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía, el violador eres tú…! – Artículo Desmontando mitos sobre la cultura de la violación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: